Rally de Lanzarote (2016)

Con la temporada de triatlón ya finalizada, y como vengo haciendo últimamente (excepto los 2 últimos años), corrí un Rally. El último en el que había participado fue en Orense y Lanzarote 2013.

Este 2016 no solo corrí el Rally de Lanzarote sino que además pude hacerlo en una categoría superior gracias a Mitsubishi: N plus, lo que viene siendo equivalente a una categoría n y plus porque le aumentan la brida del turbo, lo que da más prestaciones al coche. Ni qué decir que esto me supuso un extra de motivación.

Eso sí, la pena es que no pude probar el coche como me hubiera gustado el día antes. Solo unos tramos en el karting el mismo día del rally. No puede salir con el coche regulado a mi gusto al 100% pero poco a poco las sensaciones fueron in crescendo al ir realizando ajustes a lo largo del día.

Para esta carrera, Alexis Romero, conocido piloto local y campeón de Canarias fue el que organizó todo y me echó un cable para que todo estuviera en perfecto orden, y encargándose de los últimos detalles. Y como copiloto tuve la enorme suerte de que Cándido Carrera me acompañara, ¡todo un lujo!.Rally de Lanzarote 2016

Al final cuando te juntas con profesionales de semejante categoría y que saben tanto, hay que aprovechar todo lo posible para aprender de ellos. Siempre es importante tener la “mentalidad abierta” para empaparse bien de la gente que entiende y mejor aún si son colegas. Al final siempre es importante divertirse y aprovechar estos momentos.

Desde aquí, agradecerles su ayuda y colaboración.

Lo que importa es que quedé muy satisfecho y contento con el resultado, sobre todo en los tramos más difíciles, con lluvia y muy rápidos, en los que incluso comparándonos con los pilotos que vienen de fuera lo hicimos más que bien.

El rally de Lanzarote es uno de los más complicados que he corrido hasta la fecha, sobre todo porque hay zonas muy rápidas de 5ª a 150Km/h e incluso algunos á 180-200 km/h que llegamos a ponernos, con pequeñas rasantes en las que no sabes por donde puede salir el coche. Por ello las notas y la complicidad con el copiloto son siempre super importantes.

Es obvio que los canarios jugaban con ventaja al ser conocedores del terreno y al ir a velocidades tan grandes, todo suma.

En zonas rápidas, levantaba un poco el pie del acelerador porque tampoco era que fuéramos a disputarlo.  Como todo en la vida, hay que ir haciéndose poco a poco.

No quiero terminar esta crónica sin mencionar a mis principales sponsor para este Rally: a Challenge Madrid, a Tomtom (con incluso la colocación de cámaras interiores para que podáis ver lo guapo que es y que podáis entender un poco porqué me gusta tanto) y Casino de Lanzarote que nos ayudo con muchos detalles importantes que hay que tener para poder estar en un rally (ruedas, alquiler de equipo, desplazamiento de mecánicos..).

Y por supuesto no me puedo olvidar de Sands Beach que siempre está ahí en cuanto estamos por Lanzarote. Juan Carlos siempre se porta fenomenal.