Rally Mix de Barbadás (2014)

rallymix2014_01  Otra vez llegó la época de descanso y aproveché la ocasión para correr un rally. Todo esto vino por un pique que tuvimos mi amigo José Manuel Gonzaba “el asesino”, y yo. Él decía que me iba a ganar en cualquier superficie, y al final me calentó y le dije que yo iba a ser el que le sacara los colores. Pedro Burgo también entró en escena pero como entrenador. Como siempre, el tiempo iba a ser justo para poder salir en el rally. Buscar coches, hacer licencias, cascos, ver si la ropa estaba aun homologada,…

José encontró un Saxo, bastante decente. Por mi parte, busqué una montura que estuviera en condiciones parecidas. Fue un 206, alquilado a Victor Senra, lo acababa de comprar y aun ni lo había probado. El coche de apariencia estaba un poco tocado, pero en eso no hay que fijarse, es la mecánica lo que tenía que ir bien para acabar con mi oponente.rallymix2014_01

Pues nos fuimos para Barbadás, en Ourense. La noche antes del rally dormimos todos en una autocarabana de Yakart. Vaya espectáculo …casi no pegué ojo. Lo bueno es que estábamos justo en linea de salida, era bajar de nuestra casa y salir al tramo. El rally estaba diseñado para hacer 8 pasadas al mismo tramo, combinando tierra y asfalto.

rallymix2014_01En la primera pasada el Asesino nos asestó la friolera de 35″ ..Pintaba la cosa mal para recuperar. En la segunda pasada casi 30″. Y empezó el festival para nosotros. Las marchas de mi vehículo saltaban, y el pedal del freno se iba al fondo, durante el último kilometro en una de las pasada solo usé el freno de mano para reducir la velocidad. Esto mosqueó a mi hermano, y decidimos ir solo a acabar. Era como estar en el Dakar después de una etapa de esas maratonianas. Por si fuera poco perdíamos agua en el radiador, el motor cabeceaba y lo rompía, eso todo porque un soporte del motor estaba roto. Con una cincha los sujetamos y pudimos acabar el rally. Gracias a Amador Vidal que estaba justo al lado y nos prestó herramientas..sino no hubiéramos llegado a meta.

Tuve que aguantar durante unos días las vaciladas de José. Ahora tengo que buscar otro sitio donde poder pelear en condiciones con él.

Lo bueno de todo esto es que aprendes a correr desde la base, jaja, poner el coche a punto en poco tiempo y salir a correr con esa tensión. Ahora cuando salgo en un rally con buenos mecánicos lo disfruto el doble!

Darle las gracias a Marabú, organizador de la prueba, por la cena del día anterior y como nos trató durante el fin de semana. Se nota que tiene pasión por los coches.