Mi primer rally

Rally Botafumeiro (2006). Este fue uno de los momentos que más ganas tenía que llegaran. Salir en un rally con un coche preparado. Fue con un Clio Sport, el que usaban mis hermanos Antón y Manuel para competir. El coche estaba bien hecho, todo por Renault Sport, con 182 CV, aunque de origen eran 172 de la versión de calle. Vamos, montura de sobra para un aprendiz como yo en aquel momento.

Mi primer Rally | Iván RañaPero correr aquí no fue solo apuntarse y salir, tuve que hacer varias gestiones previas. Una de ellas llamar al presidente de la Federación y medio “engañarle” con que solo iba a salir de 0. El coche 0 es el que abre carrera, para avisar al público que ya comienza la competición.

Para mi no era ir abriendo carrera, iba corriendo todo lo que podía, con algún sustillo por el camino. Los fallos más grande que tuve fueron, al principio, con las notas. Había algún tramo que conocía de la bici, entonces hice las notas pensando que iba en bici…todas las curvas las apuntaba como a fondo. Eso entrenando, luego en competición las llevamos muy bien excepto alguna librada.( Dicese del momento en que casi te sales y solventas la situación de milagro,jaja).

A nivel de pilotaje acabé el día muy contento. Ya no me impresionaba el autoblocante tan tarado, ni que la trasera del coche se moviera un poco cuando ibas en Mi primer Rally | Iván Rañauna marcha larga. Empezaba a salir todo fluido. Recuerdo tener cuidado en alguna frenada con el barrillo típico de los tramos gallegos. Otra cosa que empecé a notar nueva fue poder meter el coche en la cuneta, si miedo a romper el cárter. Eran muchas, las sensaciones nuevas, y que solo puedes vivirlas en una carrera.

Recuerdo acabar el rally y darme la mano con mi hermano Manuel que venía de copiloto y gritar:” lo acabamos, lo acabamos!”. Y lo mismo al llegar a la asistencia, donde nos esperaba Antón, mi otro hermano. Alegría solo por el simple hecho de acabar.

Ese día probé la competición y volvía a reforzar en mi la idea de que quería ser piloto.